Chasquear de dedos

El reconocimiento de los esfuerzos de los demás nos impulsa de una manera que solo el aprecio puede hacerlo, un sincero agradecimiento nunca deja una mala cara sino una sensación de orgullo y satisfacción cada vez que lo escuchamos, de eso se trata en positivismo.

 

La psicología y la neurociencia han apoyado con numerosos estudios de investigación la diferencia que hace en nuestras mentes, nuestra psique y nuestras vidas sentirnos valorados.

Todos los seres humanos anhelan ser valorados y apreciados, es la naturaleza humana básica. Si piensas en la teoría motivacional y la pirámide de las necesidades humanas de Maslow, la estima y la pertenencia son las necesidades que nos inclinamos a satisfacer una vez que se satisfacen nuestras necesidades fisiológicas y de seguridad básicas. Todos queremos sentirnos amados y respetados. Pero, lo que también destaca del reconocimiento es que no solo sirve como un refuerzo positivo (consecuencias positivas para las acciones positivas) sino que también contribuye a una sensación de autoeficacia (La autoeficacia es la creencia en nuestra capacidad de tener éxito. Nos acercamos a los objetivos y desafíos en función de lo que creemos que somos capaces de lograr).

Muy a menudo, no nos damos cuenta de lo que somos capaces de lograr o de lo que ya tenemos hasta que lo escuchemos de otra persona y, no es hasta que creemos que podemos tener éxito que en realidad lo hacemos…, Ese es el poder de la creencia y, ese es el poder de la conexión humana.

He visto lo que el reconocimiento y el aliento pueden hacer a las personas. Los levanta en un instante y les permite descubrir partes de sí mismos que ni siquiera sabían que tenían. Los lleva a una dimensión completamente diferente. Solo tienes que creer en alguien el tiempo suficiente para que ellos comiencen a creer en ellos mismos. Y justo ahí, es cuando comienzan a prosperar justo delante de tus ojos, extendiéndose a desafíos que ni siquiera sabían que eran capaces de superar y, a darse a sí mismos una verdadera oportunidad de tener éxito. Una oportunidad que quizás solo tú les habías dado, pero ahora pueden darse a sí mismos.

Así de poderoso es el aprecio, tanto que cambia vidas; cambia personas… Tómate un minuto para hacerle saber a alguien que nota sus esfuerzos y verás de lo que estoy hablando. A veces, simplemente mostrarle a los demás que los ves es suficiente para cambiar toda su autopercepción. Y con su autopercepción, cambias su realidad, su visión de su realidad y, por lo tanto, su visión del mundo que les rodea.

¿No es asombroso cómo podemos hacer tanto con tan poco? Creemos que necesitamos tener dinero o poder (o ambos) para marcar una diferencia real cuando todo lo que se necesita es un simple “gracias” o “creo en ti” para cambiar el mundo de alguien en un abrir y cerrar de ojos. Ahora eso es lo que llamo el verdadero poder… y lo mejor es que está al alcance de todos y cada uno de nosotros.

Recuerda siempre que “se necesitan cinco comentarios positivos para compensar uno negativo”.

Sé fiel a lo que crees, pero también sé misericordioso. Elegir tus palabras sabiamente y solo compártelas con aquellas que sirven para un propósito. Todos estamos haciendo nuestro mejor esfuerzo y algunas veces (si no la mayoría de las veces) solo necesitamos compasión y aprecio para ver nuestro propio valor y potencial. Es el amor lo que saca lo mejor de las personas, solo recuerda eso.

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment

Estemos en contacto...

Estemos en contacto...

Déjame enviarte directamente a tu correo todas las novedades del sitio.
Me encantará estar en contacto contigo y escuchar tu opinión acerca de
los artículos que voy publicando.