Ciencia del amor

Todos sabeos mucho o poco del amor, por experiencias o por falta de ellas, pero ¿Qué dice la ciencia acerca del amor y el enamoramiento? Hoy quiero repasar con vosotr@s unas investigaciones científicas al respecto, que nos acercan un poco más a ese gran misterio de la relación de nuestro cerebro y nuestra conducta con lo romántico.

Los psicólogos tratamos de entender la conducta humana respecto al enamoramiento, el amor, el desamor, o la atracción; ya que es una de las sensaciones más complejas y extraordinarias de las que puede disfrutar el ser humano. En las últimas décadas, algunas investigaciones en este campo, nos han facilitado algunas conclusiones curiosas sobre el amor y el enamoramiento que me gustaría compartir…

¿Mitos o realidades?

El amor es una droga dura: Las reacciones químicas que produce el enamoramiento son capaces de hacernos sentir en pleno subidón o hacernos sufrir un bajón en menos que canta un gallo. En tan sentido es del todo cierto que el amor es como una droga, ya que usa las mismas vías neuronales que ésta. Por eso, cuando el amor se rompe, igual que cuando una persona es adicta a la droga, las consecuencias de la adicción son tan fuertes que pueden desembocar en graves conductas depresivas y obsesivas. Al igual que la droga, el amor libera dopamina, serotonina o noradrenalina, por eso que cuando nos enamoramos nos sentimos excitados y llenos de energía y, nuestra percepción de la vida es inmejorable.

Frente a la pantalla…  Un estudio de relaciones de pareja llevado a cabo por Ronald Rogge, afirma que el índice de divorcios se reduce drásticamente cuando las parejas ven películas de amor juntos y después hablan sobre ellas. El resultado del estudio sugiere que las parejas saben perfectamente lo que hacen bien y mal en sus relaciones, por lo que no hay que enseñarles mucho al respecto. Lo importante que aprendan a reflexionar sobre su comportamiento, y si bien las películas de amor no son un especialista en relaciones de pareja como puede ser un Sexólogo, pueden ser un gran complemento.

Pequeños detalles… Si o si, vivimos en una sociedad consumista y el amor como todo el resto de cosas, también se han ido mercantilizando. Por eso es importante recordar que son las pequeñas cosas las que al final marcan la diferencia. Existe un estudio relacionado con la psicología del amor, en el que participaron 4000 residentes británicos, que concluyó en que son los actos amabilidad los que más se valoran en la pareja. Estar receptivo con tu pareja cuando esa llega a casa cansado o cansada del día, besarle por las mañanas recordando lo fantástica que esta y mil detalles así, tiene mucho más valor en la pareja que gastarte puntualmente mucho dinero en un regalo.

Redes sociales Vs Divorcio… Según un estudio realizado en 2011 por la Academia de Abogados Matrimoniales de Estados Unidos, parece indicar que cuatro de cada cinco abogados han percibido un incremento de los casos de divorcio debido al uso de las redes sociales. Éstas generan diferentes problemas en la pareja, desconfianza o celos, y como resultado estos terminan por separarse. Además, dos terceras partes de los encuestados afirman que Facebook es la primera causa de divorcio. Por otro lado, otro al respecto, concluye en que a las mujeres les causa mayor molestia que su pareja utilice el Facebook. Compartir fotos, actividades y los “me gusta” que dan a otras publicaciones son las actividades que más les causa problemas, pero a pesar de que el 70% de los encuestados respondieron sí tener problemas debido al uso que le dan a Facebook sus parejas, solo el 30% respondió haber tenido una ruptura sentimental a causa de ello.

Relaciones a distancia… De acuerdo con una investigación y al contrario de lo que la mayoría de las personas piensan, las relaciones a distancia pueden funcionar. Son dos las razones que mantienen viva la llama a pesar de los kilómetros que separan a los dos enamorados. Las parejas separadas por la distancia, se cuentan información más íntima y tienen más idealizada a la pareja. Como resultado, los dos suelen tener niveles similares de satisfacción y estabilidad.

Riñas de pareja = engordar… Un estudio del Instituto de Medicina del Comportamiento de la Universidad de Ohio, afirma que las personas propensas a padecer estrés, depresión o problemas de ánimo, tienen mayor riesgo de engordar si discuten con su pareja frecuentemente, ya que afecta a la manera de procesar las grasas por parte del cuerpo. Las peleas entre los miembros de la pareja, provocan un aumento de la cantidad de insulina en sangre, lo que estimula la ingesta de alimentos y la acumulación de grasa abdominal. Asimismo, estas peleas pueden hacer sentir deprimida a una persona y provocar un exceso de ingesta de alimentos. Estar desanimado provoca el abandono de hábitos de vida saludable, como la práctica de ejercicio. Por otro lado, las personas con problemas de estrés y ansiedad, pueden aumentar los triglicéridos, responsables de importantes enfermedades cardiovasculares.

Verano, frío verano… Ciertas investigaciones parecen indicar que, tras las vacaciones de verano, las rupturas de pareja se incrementan. El cambio de horarios y la convivencia más intensa provoca que afloren las diferencias que han estado ocultas. Ya que el verano puede ser en contra de lo que parece, la época más estresante para las parejas, los divorcios y las separaciones crecen una media de un 5% en el mes de septiembre en comparación con el resto del año según los datos del Consejo General del Poder Judicial de España.

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment

Estemos en contacto...

Estemos en contacto...

Déjame enviarte directamente a tu correo todas las novedades del sitio.
Me encantará estar en contacto contigo y escuchar tu opinión acerca de
los artículos que voy publicando.