Corazón roto

Como cualquier otro mamífero, los seres humanos han desarrollado un mecanismo de respuesta al estrés muy eficiente, también conocida como la “reacción de lucha o huida“, pero por desgracia eso es solo corto plazo, ya que a largo plazo el estrés crónico puede conducir a grandes problemas en la propia salud mental y salud física. He aquí una lista de algunos de los efectos dañinos del estrés en nuestra salud en general y el bienestar:

Las mutaciones genéticas

Los productos químicos liberados durante el estrés pueden afectar al interruptor que enciende y apaga la transcripción de genes, responsables de la síntesis de proteínas de varias funciones del cuerpo, tales como el sistema inmune, el metabolismo e incluso a veces causando cáncer.

El daño cerebral

¿Sabías que el estrés mata de forma lenta pero segura las células del cerebro? En el largo del tiempo, el estrés crónico puede provocar que las neuronas “mueran”. Además, los altos niveles de las hormonas del estrés pueden conducir a la lesión del hipocampo, el área del cerebro responsable de la memoria.

La disfunción del sistema inmune

Nuestro sistema inmunológico es el encargado en la lucha contra los patógenos, disminuyendo la inflamación, la cicatrización de heridas, disminuyendo el riesgo de posibles infecciones, etc.; pero su función se ve obstaculizada, ya que el estrés crónico lo lleva a un mal funcionamiento y deterioro.

El daño de potencia energética de la célula

Cada célula de su cuerpo tiene una “fábrica” responsable de la energía para el suministro de energía a las células adecuadas (en forma de ATP) para llevar a cabo todas las tareas celulares vitales. Las mitocondrias suelen ser las principales células dañadas temporalmente durante el estrés, si bien una vez que el estrés disminuye, se restablece su función.

Limita las funciones metabólicas y desintoxicación

Los estudios han demostrado que el estrés afecta negativamente la descomposición de las grasas y algunos fármacos médicos desintoxicantes. Además, el estrés puede aumentar el alto contenido de grasa y los antojos de azúcar.

Un “corazón roto” (paro cardíaco)

Como cuestión de hecho, el estrés puede conducir al aumento de la presión arterial y las enfermedades cardiovasculares debido a su efecto sobre el engrosamiento de las arterias.  

El estrés y las hormonas sexuales

El estrés afecta el transporte de testosterona y estrógeno en las células de su cuerpo que más los necesitan lleva a una deficiencia de las hormonas sexuales en estas células. Además, el estrés puede conducir a una disminución en la producción de hormonas sexuales que conducen a una disminución de la libido (impulso sexual).

Queridos amigos y amigas, no está en nuestra mano padecer en mayor o menor medida sufrir estrés en algún momento de nuestras vidas, pero si, intentar sacar toda esa tensión que en un momento dado podemos acumular, deshaciéndonos de ese “tóxico” como a nosotros mejor nos siente…

A algunos nos sentarán bien escuchar música, reír con los que más amamos, comer saludable, hacer ejercicio, dormir mejor, beber un poco de té verde… y lo más importante tomar tres largas y profundas respiraciones completas y diarias para asegurarse de que todas sus células se activan con el oxígeno.

Y como no, pensar en el “hoy”, pues lo único seguro que tenemos…

 

Como siempre, por favor comparte sus pensamientos y experiencias a continuación; con ello, estarás ayudando muy posiblemente a otras personas como tú y yo…

 

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment

Estemos en contacto...

Estemos en contacto...

Déjame enviarte directamente a tu correo todas las novedades del sitio.
Me encantará estar en contacto contigo y escuchar tu opinión acerca de
los artículos que voy publicando.