Depresión post divorcio

En mi larga carrera como terapeuta de pareja, he trabajado mucho con personas que han experimentado una depresión situacional. La mayor diferencia entre la depresión situacional y la depresión clínica es que la primera está causada por un hecho concreto; como una pérdida importante, la muerte de un ser querido o un divorcio…

La mayoría de las personas que pasan por la experiencia de un divorcio, presentan en mayor o menor medida algún grado de depresión situacional como parte del proceso de dueloSi este duelo no se trata adecuadamente puede terminar desembocando en una depresión que a su vez puede dilatarse más de lo estrictamente razonable.

Aquí comparto cinco de mis mejores consejos para saber cómo hacer frente a la depresión desencadenada por la pérdida de una pareja.

Uno de los primeros ejercicios que trabajo con casi la totalidad de mis paciente que han experimentado un divorcio reciente, es escribir una “carta de despedida”, el objetivo de este ejercicio es que el paciente se sienta bien consigo mismo. Al escribir una carta de adiós observará que nada ya es lo mismo. En ella se despedirá de algunas de las cosas que desea decir adiós: a su pareja, a las tradiciones que tenía y, algunas de las personas que que deba decir adiós, como los ex-suegros y los amigos en común, e incluso todas aquellas personas que no han sido capaces de estar a su lado durante esta transición tan importante de su vida.

Después de que el paciente haya escrito su carta de despedida, debe leérsela para si y, anotar dónde puede comenzar a superar su dolor.  A menudo es más fácil hacer esto con la ayuda de alguien que pueda escuchar en silencio. Un profesional puede incluso ayudar a averiguar dónde puede ser que desee empezar a concentrar la atención para superar el dolor.

Les dejo una carta de despedida basada en una que un cliente escribió:

“Adiós a todo lo que pensaba que era mi vida y, a todo lo que pensaba que sería. Adiós a la seguridad financiera y a la falsa emocional . Adiós a mi hogar, el lugar que en el que traje a mis bebés al mundo y pensé que sería el lugar de partida de sus vida. Adiós a pensar que los matrimonios pueden durar para siempre. Adiós a la confianza y la creencia de que un hombre puede ser fiel y desinteresado. Adiós a confiar completamente en alguien más. Adiós a la sensación tan afortunada de que mis niños crecerían con una familia “verdadera”. Adiós a caminar con mis hijos desde casa a la escuela. con una sonrisa. Pensé que eras alguien que no eras; leal, respetuoso, orgulloso de mí. Adiós a excusar sus hábitos molestos, y comportamientos condescendientes. Rompiste mi corazón, mis sueños y ahora usaré la escoba y el recogedor para recogerlos y ver qué queda de mí. Seleccionaré lo que quiero de lo que queda y haré un nuevo mosaico con ellos. Adiós”.

Como probablemente se puede decir de este ejemplo, escribir una carta de despedida requiere coraje. Requiere que uno se encuentre cara a cara con lo que está perdiendo, pero la recompensa por hacer esto es grande, pues sabrá exactamente qué es lo que más le aflige y comenzará a tener una mejor idea de cómo lidiar con su depresión situacional, ya que será capaz de ver lo que puede trabajar para dejar de sufrir.

Mi segundo consejo para cómo tratar la depresión asociada con el divorcio es escribir una “carta hola”. En esta carta el paciente escribirá sobre todas las cosas que le hacen feliz por no tener que lidiar más con ellas y, todas las cosas nuevas que está esperando que sucedan en su nueva vida. Algunas de las cosas que podría ser capaz de decir hola ahora que estás divorciado, son esas cosas que solía amar, que renunció por su ex… que dejo escapar por la rutina.

La carta hola es una gran manera de comenzar a fijar la mira en lo que es bueno acerca del ahora. En convertirse cada vez más consciente de lo que realmente está bien sobre su vida en este momento… su depresión situacional comenzará a disminuir y, a medida que descubra más cosas que son buenas acerca de su actual vida, podrá escribir una nueva o agregarla a su original.

Mi tercer consejo es comenzar a prestar la atención a la conversación que está teniendo consigo mismo. Una gran manera de cambiar la conversación interna es iniciar a llamarse a uno mismo con nombres positivos y edificantes.

Mi cuarto consejo es conseguir un toque más humano. Una de las cosas con las que la mayoría de las personas con las que trabajo se sorprenden por lo mucho que echan de menos el contacto casual del matrimonio: los abrazos, la mano sostenida, el brazo alrededor de los hombros e incluso “chocarse” entre sí en la cocina o el baño. El paciente debe aprender abrazar de nuevo … La cuestión es abrazar para conectar con el otro, pero sobre todo con uno mismo y, antes de que lo sepa, suspirará de nuevo probablemente, disfrutando de este nuevo abrazo.

Mi quinta y última sugerencia es imaginar que los dos nos reunamos para almorzar de un año a partir de hoy. A medida que nos encontremos, podré ver que está haciéndolo muy bien, muy diferente de la persona que estaba luchando con la depresión del divorcio. Espero el momento para decirle “Te ves maravilloso/a, ¿Cómo es la vida para ti ahora?”

Realmente piense en mi pregunta. ¿Qué idealmente le gustaría que su vida fuera como un año a partir de hoy?… Escríbalo todo, e incluya todos los detalles. ¿Dónde vivirá? ¿Qué tipo de trabajo va a hacer? ¿Qué va a hacer por diversión? ¿Cómo se sentirás?… Incluya todo con en el mayor detalle posible, de hecho, cuanto más detalle mejor. Una vez que tenga su diálogo interno sintonizado a una nota positiva, querrá estar seguro y cuidar de su necesidad de contacto humano ocasional podría ser tan simple como dar y recibir más abrazos. Por último, cuando empiece a imaginar lo maravillosa que podría ser su vida dentro de un año, empiece a pintar esa imagen y tome las medidas necesarias para convertirla en realidad.

Este ejercicio seguramente le ayudará a preparar el escenario para lo que se avecina en su vida. Lo que sigue puede ser absolutamente increíble y cuanto más pueda concentrarte en crear exactamente lo que quiere de su vida, antes podrá dejar de llorar por lo que se está perdiendo. 

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment

Estemos en contacto...

Estemos en contacto...

Déjame enviarte directamente a tu correo todas las novedades del sitio.
Me encantará estar en contacto contigo y escuchar tu opinión acerca de
los artículos que voy publicando.