En el túnel

El otro día hablando con una paciente me decía que estaba pasando por un momento muy difícil, y no veía luz al final del túnel.

 

Verbalizaba sobre como le gustaría poder dormirse y despertar cuando todo hubiese terminado… que todo avanzara rápido para llegar a la resolución de la situación que estaba viviendo.

Cuando tenemos un dolor físico no dudamos en decirlo y buscar rápido un médico que nos ponga solución a ese mal, pero desgraciadamente muchas personas todavía sienten vergüenza cuando sienten dolor emocional y evitan verbalizar ese sufrimiento pidiendo ayuda a un profesional de la salud mental.

Cerrar los ojos y dormirse y, esperar a que ese dolor haya desaparecido al abrirlos de nuevo, no solo no va a funcionar, sino que el dolor regresará y las emociones negativas volverán al despertar y ver como que el problema no está resuelto.

Los motivos o las situaciones dolorosas pueden ser infinitas, desde terminar una relación, ver un ser querido sufrir por una enfermedad, la pérdida de alguien cercano, perder el trabajo, tratar una enfermedad propia, etc.

Debemos ser conscientes que la única forma de salir de la situación difícil es pasar por el dolor. Siempre hay una luz al final del túnel, pero para llegar a ella, hay que caminar a través del túnel oscuro afrontando el miedo que eso produce… hablando de él.

Caminar por ese túnel no es tarea fácil, pero puede ser más soportable si sabemos lo siguiente:

Paso a paso

No piense demasiado en la siguiente estación, el simple hecho puede asustarle. Basta con ir paso a paso a través de su túnel, y no pensar en el tiempo que va a necesitar para llegar a su destino.

No ignore sus sentimientos.

Permítase experimentar todas las emociones dolorosas que tenga sin tratar de ignorarlas o hacer como que no existen. Esto le permitirá sentirse fuerte y le ayudará durante el proceso a utilizar las herramientas necesarias a las que recurrir.

Recuerde, las emociones son energía en movimiento, y estas son necesarias para avanzar de lo contrario van a quedar atrapadas, hasta que un día salgan todas a la vez…

Establezca sus límites.

No permita que la negatividad invada todo su vida. Las personas y las situaciones negativas “tóxicas” solo harán que alargar este túnel oscuro. Busque apoyo profesional que le de paz, de hecho, borre toda la negatividad de su vida.

Sienta autocompasión

Sienta compasión con usted mismo como lo haría con su hijo o con su mascota… valore lo que necesita y cuando lo necesita; desconecte del día a día y pase tiempo en la naturaleza. Recobre sus pasiones o aquellas cosas en las que le gustaba ocupar su tiempo de ocio libre. Recupere tiempo perdido y amigos olvidados… la autocompasión le ayudarán para que su paseo por el túnel sea más soportable.

Las decisiones difíciles que se realicen a corto plazo en su túnel conducirán a soluciones a largo plazo mejores para usted. No tenga miedo de pasar por la dolorosa situación, es la única manera de llegar a la luz.

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment

Estemos en contacto...

Estemos en contacto...

Déjame enviarte directamente a tu correo todas las novedades del sitio.
Me encantará estar en contacto contigo y escuchar tu opinión acerca de
los artículos que voy publicando.