En tus zapatos

No es inusual querer que nuestro psicólogo entienda siempre sin fisuras nuestras experiencias, tal vez incluso que las comparta… pero ¿Esto es razonable? ¿Es realista?

Es obvio que hay muchas cosas que los pacientes no saben acerca de su psicólogo (suponiendo que tengan acceso alguna información privada de este), pero sin duda hay algunas cosas que no podrían o deberían ocultarse si trabajamos con toda profesionalidad…

El apoyo entre iguales es el apoyo que viene de personas que comparten nuestras experiencias; mientras que el apoyo profesional proviene de profesionales capacitados, como los psicólogos que utilizan tanto su preparación profesional como su experiencia laboral en pro de sus pacientes.

Y aunque es mucho más fácil confiar en la experiencia de nuestros amigos o quienes pensamos que nos conocen bien, que, en los profesionales de la psicología… debiéramos pararnos a pensar, por ejemplo, que no nos importaría si nuestro oncólogo nunca hubiese tenido cáncer, para cuestionar si nos podría tratar o no profesionalmente…

Este razonamiento es diferente cuando el profesional que nos trata, no sólo lo hace con las habilidades clínicas, sino también con la conexión humana. Ansiamos comprensión y queremos saber que no estamos solos en nuestras experiencias y, a veces queremos a alguien que este sentado en nuestra silla, sintiendo todo lo que esta nos hace sentir.

La relación terapéutica no suele ser un elemento en la terapia en absoluto. Los orígenes de la terapia dictaron que el terapeuta era una pizarra en blanco. Esos estereotipos del paciente tumbado en el sofá mientras que el analista permanecía en silencio fuera de la vista de este, están del todo desfasados… La nueva dinámica de la relación terapéutica es relativamente nueva en el campo y desconocida para la mayoría de las personas.

Con este nuevo elemento, hay nuevas directrices éticas sobre terapeuta – auto-revelación y la formación intercultural. Esta es francamente infravalorada e infrautilizada, pero a su vez ninguna de estas, son necesarias y, mucho menos un terapeuta silencioso y distante.

La superación de las dificultades puede hacer que la gente más crítica ceda ante la realidad de las personas que están luchando en una misma situación. La cuestión es que la gente por lo general está en terapia para aprender a hacer frente mejor a sus problemas…. Por lo que la próxima vez que te sientes frente a tu psicólogo, recuerda que él ya ha caminado largos kilómetros en tus zapatos…

Como siempre, por favor comparte sus pensamientos y experiencias a continuación; con ello, estarás ayudando muy posiblemente a otras personas como tú y yo…

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment

Estemos en contacto...

Estemos en contacto...

Déjame enviarte directamente a tu correo todas las novedades del sitio.
Me encantará estar en contacto contigo y escuchar tu opinión acerca de
los artículos que voy publicando.