Infidelidad y “Gaslighting”

El Gaslighting es una forma de abuso psicológico muy usado en las relaciones tóxicas de pareja donde una pareja niega persistentemente la realidad del otro compañero (a través de la mentira consistente, intimidación y ofuscación de los hechos), haciendo que la persona, con el tiempo, dude de su percepción, de la verdad, de los hechos, y la realidad. 

Algunas personas pueden estar familiarizadas con este término gracias a Gaslight, la película ganadora del Oscar de 1944 protagonizada por Ingrid Bergman y Charles Boyer. En la historia, un marido (Boyer) trata de convencer a su nueva esposa (Bergman) de que está imaginando cosas; con el tiempo, la esposa, que confía en que su esposo la ama y nunca la herirá, comienza a creer sus mentiras y a cuestionar su percepción de la realidad.

En el siglo 21 este trama más bien esta anticuado, sin embargo este concepto psicológico de insistir en que la percepción de la realidad de otra persona es incorrecta y o falsa hasta el punto en que esa persona empieza a cuestionar esa percepción, es demasiado real en los casos de infidelidad sexual-romántica.

El Gaslighting es similar en muchos aspectos a uno de mis síndromes psiquiátricos favoritos (si se me permite tener uno), folie à deux, que literalmente se traduce como “locura en dos“. Básicamente, folie à deux es un trastorno delirante en el que el delirio, las creencias y las alucinaciones se transmiten de un individuo a otro debido a su cercanía, conexión emocional y realidad compartida. 

Si usted está en una relación cercana con una persona activamente psicótica, por ejemplo, una persona que oye voces y tiene miedo de ser observado, también puede empezar a escuchar voces y a percibir miedo de ser observado. Tal es el poder de las conexiones emocionales y nuestro deseo de aferrarse a ellas que realmente podemos distorsionar nuestro propio sentido de la realidad.

La diferencia principal entre folie à deux y gaslighting es que con gaslighting, la persona negando la realidad es perfectamente consciente del hecho de que él o ella está mintiendo, por lo general como una manera de manipular a la otra persona.  

Considere la siguiente historia, que me contó una paciente femenina que vino a verme después de enterarse de la infidelidad de su novio durante dos años.

“Manuel (nombre ficticio) y yo nos conocimos en una fiesta. Él tenía 25 años y yo tenía 30 años… Hemos estado saliendo durante seis años y, viviendo juntos cinco años;  él me promete que soy el amor de su vida, que un día nos casaremos y formaremos una familia. Los últimos tres o cuatro años, aunque estamos compartiendo un apartamento, casi nunca lo veo. Él trabajaba de comercial, y sé que las horas son largas, aunque a veces me siento sola y trato de llamarle, pero él no contesta su teléfono, incluso cuando se va toda la noche, ni siquiera responde a mis wassaps, para decirme que no está muerto. Si me atrevo a preguntarle sobre si esta con otra, me llama insegura y paranoica y todo tipo de otras cosas. Luego me recuerda que su trabajo es realmente exigente y que debo entenderlo. Él me dice que, si realmente quiero casarme y tener hijos con él, entonces necesito dejar de actuar como una loca. Bueno, hace un par de días lo vi en un café con otra mujer, besándola a través de la mesa. Esa noche, cuando se durmió, miré en su teléfono y descubrí que estaba teniendo asuntos con al menos otras tres mujeres. Por la mañana, cuando le dije que lo había visto besando a otra mujer, me dijo que no estaba en el café donde lo vi, y que estaba malinterpretando todos los textos que encontré. ¡Y en realidad comencé a creerle! Ahora, en lugar de estar loca, me siento loca. No puedo comer, no puedo dormir, no puedo pensar directamente, y no tengo ni idea de lo que es real y lo que no.”

(Agradezco a XXX, que me permita incluir su experiencia en este artículo)

Lamentablemente, la historia de (XXX) no es inusual. En casos de infidelidad romántica y sexual, casi todos las partes traicionadas experimentan gaslighting hasta cierto punto. Ellos sienten que algo está mal en su relación y se enfrentan a su otro racional, y luego el tramposo “vuelca el guión”, negando rotundamente la infidelidad y afirmando que la molestia del compañero traicionado se basa no en realidad, sino en la paranoia y el miedo infundado. 

Básicamente, los tramposos insisten en que no están guardando secretos, que las mentiras que han estado diciendo son verdaderas, y que su pareja está engañada o inventando cosas por alguna razón absurda.

El objetivo (típicamente inconsciente) del gaslighting es salirse con la mala conducta. Por lo tanto, ellos/as mientan y guardan secretos, y si cuando su pareja los atrapa y los confronta, niegan, hacen excusas, cuentan más mentiras, y hacen todo lo que pueden hacer para convencer a su pareja de que sus reacciones emocionales y psicológicas son la causa, más que el resultado de problemas en la relación. Generalmente, el tramposo quiere que su pareja traicionada cuestione su percepción de la realidad y acepte la culpa de cualquier problema.

En este punto, usted podría estar pensando que nunca podría ser una víctima de gaslighting porque es demasiado inteligente y emocionalmente estable. Si es así, necesita pensar de nuevo. (XXX), en el ejemplo anterior, tiene un doctorado en Economía, actualmente da clases en la Universidad, tiene padres y amigos maravillosamente que le dan apoyo, y tiene cero historial de inestabilidad emocional y psicológica (más allá del engaño de su pareja). Sin embargo, su novio manipuló su percepción de la realidad durante la mayor parte de los seis años, lo que eventualmente la hizo cuestionar sus instintos y su cordura, antes de que finalmente lo capturara con “las manos en la masa”…. Y entonces, en lugar de estar enojada con él, estaba enojada consigo misma e insegura de la verdad.

La capacidad de caer para el gaslighting de su pareja no es un signo de baja autoestima o una forma de debilidad. De hecho, se basa en una fuerza humana y en la tendencia perfectamente natural de amar a las personas, confiar en quienes nos importan y sobre los que estamos saludablemente emocionalmente dependiente. En resumen, queremos (e incluso necesitamos) creer en las cosas que nuestros seres queridos nos dicen.

En gran parte, la voluntad de las parejas traicionadas de creer incluso las mentiras más escandalosas (e internalizar la culpa por cosas que claramente no son culpa de ellos) proviene del hecho de que el gaslighting comienza lentamente y se construye gradualmente con el tiempo. Es como colocar un cangrejo en una olla de agua tibia que luego se pone a hervir. Debido a que la temperatura aumenta sólo lentamente y de forma incremental, el cangrejo inocente ni siquiera se da cuenta de que está siendo cocinado. Dicho de otro modo, las mentiras de un tramposo suelen ser plausibles al principio… – Lamento haber llegado a casa a medianoche. Estoy trabajando en un proyecto muy emocionante y perdí la noción del tiempo. “Una excusa como esa suena perfectamente razonable para una mujer (o hombre) que ama y confía en su pareja, por lo que es fácilmente aceptada. Entonces, a medida que aumenta la trampa, también lo hacen las mentiras. A través del tiempo, como las parejas traicionadas se acostumbran a aumentar los niveles de engaño, incluso fabricaciones totalmente ridículas comienzan a parecer realistas. Así que, en lugar de cuestionar al tramposo, un compañero traicionado y psicológicamente abusado simplemente se cuestionará a sí mismo.

Por desgracia, el gaslighting puede dar lugar al estrés, que conduce a trastornos de ansiedad, depresión, vergüenza, auto-imagen tóxicacomportamientos adictivos, etc. Como tal, los comportamientos del gaslighting son a menudo más angustiantes con el tiempo que lo que es que el traidor está tratando de mantener en secreto. Con (XXX), por ejemplo, la parte más dolorosa del comportamiento de su novio no era que estuviera teniendo relaciones sexuales con otras mujeres, sino que nunca era fiable y la hacía sentir loca por dudar de sus interminables excusas.

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment

Estemos en contacto...

Estemos en contacto...

Déjame enviarte directamente a tu correo todas las novedades del sitio.
Me encantará estar en contacto contigo y escuchar tu opinión acerca de
los artículos que voy publicando.