La vida de tus sueños

Anoche tuve una terrible pesadilla…

Soñé que estaba atrapado en la vida de otra persona que por razones equivocadas le hacían sentirse vacío y miserable.

“¿Alguna vez te has sentido así? Despertar un día y darte cuenta de la vida que estás viviendo no es realmente la que tú quieres. Preguntándote: “¿Cómo llegué hasta aquí?”. ¿Alguna vez has experimentado esa horrible sensación de ser cautivo de tus peores temores, dudas e inseguridades? Al igual que de una camisa de fuerza que simplemente no puedes salir. Sentirse como un prisionero en una vida que elegiste para ti mismo; una vida en la que nadie te obligó a entrar…”

Así que esa pesadilla que tuve, fue un “no tan amable” recordatorio de cómo nunca debemos vivir una vida que no es la vida de nuestros sueños; sino que cada uno de nosotros es capaz de crear su propio destino y, nunca dejar de seguir un camino que refleje quién queremos ser.

Tan asustadizo como el cambio es darse cuenta de que se está desperdiciando la vida. Vivir lleno de arrepentimientos porque no seguiste tu corazón, porque no tenías el coraje de explorar más allá de lo ordinario, de lo seguro, de lo práctico, de lo aceptable…

La determinación es todo lo que necesitamos para cruzar el puente entre donde estamos ahora y donde queremos estar. Significa desear lo suficiente para que estemos dispuestos a hacer lo que sea necesario para llegar allí.

Ojalá hubiera una fórmula secreta para ir de A a Z; una hoja de ruta que nos llevara a donde queremos estar, pero desafortunadamente  cada uno de nosotros tiene que encontrar su propio camino.

Si me ofreces un minuto de ese camino tuyo, compartiré contigo lo que aprendí en el mío. 

Pasos que puedes tomar para comenzar a crear la vida que has estado soñando:

  1. Observarte en la distancia

Si estás perdido, admite que lo estas, involúcrate en una autorreflexión profunda y no renuncies hasta que encuentres claridad. Te prometo que vendrá. Si eres espiritual, ora o medita. Si eres racional, anímate objetivamente (la ayuda de un experto podría facilitar el proceso).

Debes estar listo para ese momento, para aceptar cualquier verdad que encuentres sobre ti y, por más intimidante que sea, no lo niegues ni lo racionalices, trabájala.

  1. Da un pequeño paso en la dirección correcta 

Darse cuenta de que has ido por el camino equivocado por un buen rato (una vida tal vez) puede ser devastador, especialmente cuando has asumido responsabilidades y has tomado opciones que han cambiado tu vida y, que no pueden ser fácilmente revertidas.

Así que respira, no trates de cambiar el mundo en un latido de corazón porque todo lo que provocarás, será un colapso nervioso… Date cuenta de que todo no va a cambiar de la noche a la mañana, sino que tomará tiempo, paciencia y perseverancia. Todo lo que se necesitas es un pequeño paso en la dirección de tus sueños para empezar…

  1. Pasea en solitario

Una lección que aprendí en el camino es que mientras tu cambias, todos los demás se mantienen igual. Así que no asumas que la gente te entienda, o que te apoyen; espero que lo hagan, pero si no lo hacen, no dejes que esto te deprima.

Las personas que más te quieren probablemente tratarán de disuadirte también. Precisamente porque te aman y se preocupan por ti, pero no dejes que su opinión ahogue tu voz interior. Sigues haciendo lo que es correcto para ti, y con el tiempo, espero que lo entiendan…Y si no lo hacen, no tendrán más remedio que aceptarlo. Un fuerte sistema de apoyo hará que te sientas menos solo, pero este paseo seguirá siendo sobre ti y sólo tú. Tú y el mundo que estás creando para ti mismo.

  1. Abraza un nuevo comienzo 

Pensar que tenemos que debes empezar todo de nuevo puede ser desconcertante, especialmente si vemos todos esos años como un tiempo perdido. Pero nunca se pierde nada… Tu vives, tu aprendes, así es como es.

Esas experiencias revolucionarias nos cambian profundamente, nos enseñan lecciones invaluables que no habríamos aprendido de otra manera. El dolor que experimentamos nos ayuda a crecer. Además, partir de una pizarra limpia no es tan malo ya que nos da una segunda oportunidad en la vida, y esta vez podemos tomar decisiones por amor y coraje, en lugar de miedo e inseguridad; esta vez, podemos crear nuestro propio camino sin pesar en el resultado, nos sentiremos libres y poderosos de mente y espíritu, porque sabremos que seguimos nuestro corazón.

  1. Camina sin importar donde 

No te voy a mentir, se pondrá feo. No hay duda de eso… pero independientemente de lo que suceda, debes que seguir adelante. No hay vuelta atrás, probablemente tu camino empeorará antes de que mejore, pero finalmente el sol saldrá de nuevo. Será como un túnel oscuro y espantoso que tendrás que atravesar. Porque no reconocerás nada a tu alrededor, ni siquiera a ti mismo. Pero te prometo que al final de ese túnel, encontrarás la luz que has estado buscando.

  1. Disfruta de viaje, no del destino

Por mucho que me gustaría decir que una vez que estás en el otro lado estarás preparado para la vida, la verdad es que crear la vida de tus sueños es un viaje que nunca terminará, ya que tendrás que trabajar en ello todos los días. La buena noticia es que, cuanto más trabajes en ello, más fácil será conseguirlo. Y después de lo que parecerá una transición eterna, un día te darás cuenta de que te sientes cómodo de nuevo y, esta vez no sólo cómodo, sino feliz.

“Cuando te conformas con menos, obtienes menos de lo que te conformaste” Así que no te conformes con una vida que no es digna de ti… Te mereces mucho más.

 

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment

Estemos en contacto...

Estemos en contacto...

Déjame enviarte directamente a tu correo todas las novedades del sitio.
Me encantará estar en contacto contigo y escuchar tu opinión acerca de
los artículos que voy publicando.