Limitar las amistades

La adolescencia es una etapa en la vida de toda persona donde se necesita estar conectado a unas amistades satisfactorias donde encajar; sin conexión los adolescentes se sienten aislados y, corren el riesgo de sentirse fuera del grupo de pares.

 

Como padre o madre y con la experiencia vivida junto con los propios ajustes que has tenido que realizar en tus relaciones, tienes la experiencia de saber que los amigos presentan todo tipo de dicotomías y, saber que estas dicotomías son mucho más confusas y frustrantes para los adolescentes ya que han tenido menos tiempo para capear con ellas.

Por ello te encuentras en una posición idónea para ayudar a tus hijos a establecer límites con sus amigos. Esto les ayudará a disfrutar de sus relaciones y, a la vez les enseñará a gestionar los desafíos que se puedan enfrentarse en un futuro.

Al establecer parámetros saludables, sus hijos pueden disfrutar en las relaciones en lugar de ser excluidas por ellas

Tu bien sabes que hay algunas amistades que no valen la pena mantener, sin embargo lo importante es que esas sean la excepción para tus hijos, y de tenerlas puedan encontrar la manera de salir de esas amistades.

En referencia a las amistades que ya pueda tener tu hijo o hija, es importante que les enseñes a desenvolverse  enérgicamente en ellas, por eso te dejo algunos pasos que te pueden ayudar a ponerlos en practica en caso de ser necesario:

  1. Enséñales a hablar de sus sentimientos. Necesitan saber qué es lo que sienten primero para establecer efectivamente los límites con sus amistades. Ayúdales a etiquetar la frustración, el agotamiento, la decepción o la ira… ya que etiquetar los sentimientos no es tarea fácil para muchos adolescentes.

  2. Anima a tus hijos a prestar atención a sus sentimientos e intuición. Si sienten que algo está mal en una amistad, probablemente tengan razón.

  3. Explica que no pueden ser todo para todos sus amigos. Hazles saber que las amistades son más propensas a prosperar y continuar si se sienten bien con ellas. Además de dar paso a tus hijos para resolver sus sentimientos, esto les dará la capacidad para establecer los límites necesarios con amigos.

  4. Discute con ellos diferentes maneras de establecer límites. Explícales que así como tiene sentido decir “sí” en ocasiones, a veces, también es socialmente aceptable decir que “no” en otros momentos. Así como está bien pasar mucho tiempo con un amigo durante la semana, también está bien pasar menos tiempo con el mismo amigo cuando ese amigo es demasiado exigente o absorbente.

  5. Mira tu comportamiento en las relaciones. ¿Estás estableciendo límites saludables?... Ten en cuenta que tu eres el modelo más importante de su adolescencia. Aunque no lo creas, ellos están observando silenciosamente cada uno de tus movimientos; así que asegúrate de establecer un buen ejemplo para que ellos sigan en sus relaciones también.

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment

Estemos en contacto...

Estemos en contacto...

Déjame enviarte directamente a tu correo todas las novedades del sitio.
Me encantará estar en contacto contigo y escuchar tu opinión acerca de
los artículos que voy publicando.