Los romances secretos

Tener una relación secreta es tan emocionante, ¿verdad?… Eso es lo que los medios populares nos han hecho creer. Los amantes por lo general se muestran en las películas y en la televisión como si estuvieran llenos de pasión y emoción; ¿Pero en realidad, las relaciones secretas son así en la vida real?

Recientes investigaciones sugieren que esta realidad tiende a ser bastante diferente y que, en todo caso, las relaciones secretas conllevan casi todos los aspectos de las relaciones no secretas.

Por ejemplo, un artículo de 2015 sobre los resultados de tres estudios separados de los estudiantes universitarios, encontró que los niveles más altos en las relaciones secretas estaban vinculados a rebajar la calidad de la relación. Específicamente, un mayor secretismo se asoció con menos sensación de amor y atracción hacia el otro cónyuge, así como menos angustia acerca de la idea de acabar la relación.

Del mismo modo, en la investigación que llevó a cabo se valoró que las personas con relaciones secretas, reportaban sentirse menos comprometidas con sus parejas. Estas personas también aludían que la experiencia del secreto en sí era estresante y, además, estos sentimientos de estrés estaban vinculados a unos informes de peor salud física y psicológica. Así es por lo que las relaciones secretas también pueden tener implicaciones que se extienden a nuestro bienestar personal.

Por otra parte, en otro estudio longitudinal de un año de relaciones secretas, se he encontró que las parejas que ocultaban sus romances eran más propensas a romperse con el tiempo.

Mis experiencia como Terapeuta de Pareja me sugiere que el mayor riesgo de ruptura de las partes es atribuible a tener bajos niveles iniciales de compromiso con la relación.

Por el contrario, sólo una mínima investigación sugiere que las relaciones secretas pueden ser divertidas y emocionantes, y se trata exclusivamente de un conjunto de estudios publicados sobre  estudiantes universitarios, donde su mayor “empuje” ala hora de describir el secreto, era decir que es “excitante”.

Yo diría que tener un amor secreto o jugar con el pie de otra persona debajo de una mesa no es lo mismo que tener una relación continua donde se está tratando de ocultar todos los días de su familia, amigos y compañeros de trabajo. Por lo tanto, mientras que el secreto podría ser emocionante en algunos contextos muy específicos, como una aventura de una noche o en las primeras etapas de una relación; decir que es poco muy probable que tenga las mismas consecuencias cuando lo estás haciendo a largo plazo.

Dicho esto, debo advertirles que las relaciones secretas no son necesariamente siempre una mala idea. Para muchos, los beneficios (por ejemplo, el cumplimiento de la intimidad y las necesidades sexuales) pueden ser mayores que los costos (por ejemplo, el estrés), en particular en los casos en que el secreto es percibido como la única opción para tener una relación.

También vale la pena señalar que algunos tipos de secreto pueden ser peores que otros. Por ejemplo, los que solo ocultan su relación en público, pero puede ser abierto al respecto con su familia y amigos es probable que encuentren la experiencia menos estresante que las personas que ocultan su relación de todos.

Por lo tanto, la naturaleza de la experiencia probablemente depende de una serie de factores, incluyendo el tipo de relación, las razones de uno para ocultarlo, y de los cuales se mantiene el secreto. A fin de cuentas, parece que las relaciones secretas no suelen ser tan felices y saludables como las relaciones que los son a la “intemperie”, lo que sugiere que es probable que no desee mantener las cosas en secreto a menos que creer que es absolutamente necesario…

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment

Estemos en contacto...

Estemos en contacto...

Déjame enviarte directamente a tu correo todas las novedades del sitio.
Me encantará estar en contacto contigo y escuchar tu opinión acerca de
los artículos que voy publicando.