Me muero de sueño

Los Trastornos del sueño aumentan el riesgo de suicidio, aumentando notablemente cuando la persona que lo padece sufre un trastorno bipolar. No es algo que a la gente le gusta hablar, pero es la primera causa de muerte en los Estados Unidos, por lo que vale la pena conocer algo más sobre este trastorno.

Las personas con trastorno bipolar son especialmente vulnerables, exactamente tienen veinte veces más probabilidades de cometer suicidio que la población general. Hay algunas razones para esto, incluyendo un elevado número de ciclos depresivos, problemas de abuso de sustancias comórbidas, la psicosis y la impulsividad. Otro factor no considerado a menudo cuando se habla de la ideación suicida es la alteración del sueño.

Las personas con múltiples problemas de sueño tienen casi tres veces más probabilidades de intentar suicidarse, además, el trastorno bipolar se asocia con problemas tales como insomnio y somnolencia durante el día.

La falta de sueño se produce principalmente durante las fases maníacas. Los pacientes pueden pasar días sin dormir y no sentirse cansados. Dormir menos de cinco horas por noche puede conllevar un aumento de intentos de suicidio.

El insomnio puede ocurrir casi todas las noches durante los episodios depresivos. Incluyendo problemas para conciliar el sueño, problemas para permanecer dormido y, despertar temprano por la mañana. Asimismo, está vinculado a causar o empeorar los episodios depresivos, los cuales pueden conducir a pensamientos suicidas. Sin embargo, hay pruebas de que la gravedad del episodio depresivo no va necesariamente a predecir el riesgo de suicidio. Por lo tanto, sólo porque una persona está deprimida moderadamente, no significa que sea menos probable que intente suicidarse que una persona con depresión severa.

La somnolencia diurna (somnolencia y cabeceando) puede ser un síntoma de depresión, un producto del insomnio o simplemente una falta general de sueño. Los pacientes que presentan somnolencia diurna son más susceptibles a la conducta suicida que los que no lo hacen. También tienden a tener episodios depresivos más largos.

Por otro lugar, la falta de sueño también puede causar problemas de un correcto funcionamiento cognitivo. Es decir, problemas de atención, de memoria, de toma de decisiones y de impulsividad. Es fácil conectar una mala toma de decisiones y el comportamiento impulsivo, con el intento de suicidio, especialmente cuando se considera a los que tienen problemas para permanecer dormido durante la noche menos propensos a hacer planes para el suicidio, aunque estos son más susceptibles a un intento de suicidio.

Como siempre, por favor comparte sus pensamientos y experiencias a continuación; con ello, estarás ayudando muy posiblemente a otras personas como tú y yo…

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment

Estemos en contacto...

Estemos en contacto...

Déjame enviarte directamente a tu correo todas las novedades del sitio.
Me encantará estar en contacto contigo y escuchar tu opinión acerca de
los artículos que voy publicando.