Metamorfosis

Sólo el cambio que viene de dentro puede cambiar tu vida”

Existen muchos artículos enfocados a la transformación personal y me gustaría contribuir con mi granito personal a este propósito con el fin de que lo puedas poner en practica durante tu metamorfosis…

  • Nada cambia nunca hasta que tu lo decides. Si existen asuntos externos que están haciéndote sentirte infeliz, debes proponerte cambiarlos de una manera inteligente y concisa, porque mientras no termines con ellos esa infelicidad continuará.
  • El primer paso del cambio es enfrentarse a uno mismo. Aquí no vale mirar para otro lado ni esconderse dentro de un cajón; debes mirar de frente a tus mayores miedos y profundizar en tus viejas heridas, tus creencias auto-limitadas y otras formas tóxicas de pensar.
  • Quieres y puedes cambiar. La mentalidad correcta es fundamental para este cambio, creer y saber que puedes conseguirlo es el segundo paso… y sí, no será fácil, porque sentirás como tener que nadar contracorriente y, tu fe y determinación serán las que te den el coraje para seguir adelante.
  • Cuidado con el inconsciente. Cuando nos desafiamos a nosotros mismos corremos el riesgo de sentirnos amenazados por mecanismos de defensa como la negación o la apatía. Para evitar que puedan sabotear nuestro propósito, es primordial poder confrontar cuanto antes algunas verdades sobre nosotros aunque no nos guste escucharlas, de no hacerlo el camino hacia la transformación será en vano.
  • Evitar batallas internas. Luchar contra tu (no tan deseable) yo real no sólo es inútil, sino que te roba la energía que necesitas para transformarte en tu yo ideal, esa persona a la que aspiras ser. Cuanto más luchamos contra quién somos ahora, más difícil es dejarlo ir. La aceptación es primordial para empezar a trabajar y transformarnos en esa persona que anhelamos.
  • Paso a paso. El cambio se crea a través de tus acciones diarias; todo lo que puedes hacer es dar un paso cada día para acercarte a la persona que deseas ser y mientras llegas, reflexionar sobre quién eres hoy y compáralo con quien eras ayer.

Todos podemos sufrir un proceso de transformación personal si estamos dispuestos a dejar ir lo que somos para convertirnos en lo que realmente queremos ser… al igual que la oruga reorganiza completamente su forma para emerger en algo tan hermoso, nosotros también podemos salir de nuestro encierro para transformarnos en la mejor versión de nosotros”

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment

Estemos en contacto...

Estemos en contacto...

Déjame enviarte directamente a tu correo todas las novedades del sitio.
Me encantará estar en contacto contigo y escuchar tu opinión acerca de
los artículos que voy publicando.