Mi soledad y yo

Como defensor de la conciencia de la salud mental, he aprendido mucho acerca de diversos trastornos mentales y otras enfermedades mentales a lo largo de mi carrera profesional, por supuesto, cada uno viene con su propio conjunto de síntomas con el fin de valorar un diagnóstico fiable y, seguir adelante con el tratamiento oportuno. Algunos de los síntomas se superponen entre las enfermedades y, otros en cambio son propios de un trastorno específico.

En mi experiencia, cuando se trata de estas enfermedades, hay un síntoma que a menudo está presente y, sin embargo, en muchas ocasiones es percibido como un efecto y no una causa de los problemas… Estoy hablando de la soledad.

Por supuesto, las personas con problemas de salud mental no son los únicos que luchan contra la soledad. Muchos de nosotros hemos experimentado el dolor de sentirnos aislados, desconectados, e incluso alejados de los que nos rodean. La soledad no es infrecuente, si bien es cierto que algunas poblaciones parecen experimentar más intensamente que otras, como las personas mayores y las personas con problemas de salud mental.

Todos sabemos que los trastornos de salud mental vienen con su parte justa de estigma y, creo firmemente que hay un estigma asociado con la soledad también.

¿Por qué la gente se siente sola?

La respuesta a esta pregunta es probablemente única para cada individuo y, normalmente se deba a que las personas responden así porque están reaccionando mal a los factores estresantes de la vida y, por tanto, aislándose. Están tratando con problemas sociales, con etapas de ansiedad, pasando por una depresión, por un trastorno obsesivo-compulsivo, u otro tipo de enfermedades. Además, tienen las habilidades sociales pobres y a menudo ni siquiera está claro si este factor hace que sientan soledad, o simplemente es el resultado de estar solo. Una vez más, creo que las respuestas pueden variar.

Mientras que la ayuda profesional está garantizada en todos los casos anteriores; ansiedad, depresión… La familia, los amigos¿Cómo podemos ayudar a aliviar el dolor de nuestro ser querido?

Mientras que es fácil pensar que simplemente pasar tiempo con nuestros seres queridos será útil, a menudo no lo es. Si por ejemplo la depresión está causando la soledad de nuestro ser querido, éste podría estar rodeado de mucha gente y todavía sentirse muy solo.

Esto puede convertirse en un círculo vicioso, donde no importa cómo se inicia esa soledad, sino lo importante es que probable conlleve un problema de salud mental y, que este a su vez, conduzca a una mayor soledad.

Asimismo, en estos tiempos de alta tecnología y el aumento de los medios de comunicación social, nosotros como sociedad, estamos experimentando cada vez menos el contacto humano. Parece como si estuviésemos más conectados, pero no es así, al menos no es un contacto real ni significativo. Necesitamos conexiones en directo, cara a cara, no virtuales. Así que tal vez lo mejor que podemos hacer por aquellos que están experimentando la soledad es para hacerles saber que estamos allí para ellos cuando están listos, hacerles saber estamos a su disposición y en persona, para apoyarlos en cualquier forma que ellos necesiten; para hablar, para escuchar, o simplemente estar juntos.

¿Quién sabe? Podría ser que los simples actos de toma de contacto con los ojos, sonriendo, tocando el brazo de alguien y abrazando, podrían ser algunas de nuestras herramientas más poderosas en la lucha contra la soledad.

Como siempre, por favor comparte sus pensamientos y experiencias a continuación; con ello, estarás ayudando muy posiblemente a otras personas como tú y yo…

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment

Estemos en contacto...

Estemos en contacto...

Déjame enviarte directamente a tu correo todas las novedades del sitio.
Me encantará estar en contacto contigo y escuchar tu opinión acerca de
los artículos que voy publicando.