Navidades en silencio

Se nos dice que la Navidad, para los cristianos, debe ser el momento más feliz del año, la oportunidad de ser feliz y agradecidos con la familia, con los amigos, etc.  Sin embargo, según el Instituto Nacional de la Salud, la Navidad es la época del año en que las personas experimentan una alta incidencia de depresión. Los hospitales y las fuerzas policiales reportan una alta incidencia de suicidios e intentos de suicidio en estas fechas. Los psiquiatras, psicólogos y otros profesionales de la salud mental, informan de un aumento significativo de pacientes que presentan cuadros depresivos graves.

¿Por qué? ¿Es debido a que el clima oscuro del invierno aumenta la incidencia de trastorno afectivo estacional? o quizás…

Ciertamente, puede ser esto o no, pero parece tener más que ver con las expectativas poco realistas y excesivas en la auto-reflexión para muchas personas.

Muchas personas, se deprimen en Navidad y hasta se enojan a causa de la excesiva comercialización de la Navidad, con el foco en los regalos y el énfasis en las actividades sociales “perfectas”. Otros se deprimen porque la Navidad parece ser un disparador para participar en la excesiva auto-reflexión y la “rumiación” sobre las insuficiencias de la vida (y una mentalidad de “víctima”) en comparación con otras personas que parecen tener más y hacer más.

Otros se vuelven ansiosos en Navidad debido a la presión (tanto comerciales como auto inducida) de la obligación de gastar un montón de dinero en regalos e incurrir en la deuda cada vez mayor. Otras personas dicen que temen Navidad a causa de las expectativas para reuniones sociales con familiares, amigos y conocidos con los que prefieren no pasar el tiempo. Y, por último, mucha gente se siente muy solo en Navidad, porque han sufrido la pérdida de seres más queridos.

Entonces, ¿qué debe hacer, si usted está entre los que se deprimen en Navidad?

Como profesional de la salud mental te sugiero lo siguiente:

  • En primer lugar, si la depresión es grave, busca la ayuda de un buen psicólogo, que seguro le va ayudar profesionalmente en esta materia.
  • Establece límites personales en relación con el dinero gastado en regalos y el número de eventos sociales.
  • No aceptes ninguna representación “perfecta” de la Navidad que los medios de comunicación, instituciones u otras personas tratan de hacer creer.
  • Baja las expectativas y disfruta de cada momento lo mejor que puedas…
  • Sé agradecido por lo que tienes en tu vida, en lugar de centrarte en lo que no tienes.
  • Evitar la rumia excesiva sobre tu vida y los infortunios acontecidos.
  • Enfoca tus pensamientos sobre todas las cosas buenas de la Navidad: la oportunidad de participar en la bondad, la generosidad de espíritu, y la gratitud por los demás en su vida.

El tiempo de Navidad se ha convertido en un momento difícil para muchas personas en nuestra sociedad. Para aquellos de nosotros que no tienen dificultades en esta época del año, es una oportunidad para llegar a los que se deprimen; para aquellos que están deprimidos, es una oportunidad para tomar medidas, para pensar, sentir y actuar de manera que se liberen del pasado, para poder tener un futuro.

 

Como siempre, por favor comparte sus pensamientos y experiencias a continuación; con ello, estarás ayudando muy posiblemente a otras personas como tú y yo…

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment

Estemos en contacto...

Estemos en contacto...

Déjame enviarte directamente a tu correo todas las novedades del sitio.
Me encantará estar en contacto contigo y escuchar tu opinión acerca de
los artículos que voy publicando.