Papa NO-éL

Fantasía Inocente o mentira perjudicial…

La mayoría de los padres progresistas saben que mentir a los hijos no es una buena idea, y además es probable que trunque la confianza que puedan tener en nosotros.

Sin embargo…

¿Está bien decirle a nuestro hijo que Santa Claus o lo Reyes Magos son reales?

¿Son estas inocentes “mentiras piadosas” que nos decimos a nuestros hijos para ver sus “caritas” iluminadas con alegría mientras esperan la llegada de tan lindo acontecimiento?

¿O es un camino peligroso que afecta profundamente la capacidad de nuestro hijo a confiar en nosotros cuando llegue a saber la verdad?

Mentir a nuestros hijos acerca de Santa, o cualquier otra figura mítica, es del todo necesario. Nuestros niños aún son capaces de disfrutar de la maravilla de fantasía sin tener que intervenir nosotros con nuestras fabulaciones.

Por otro lado, algunos padres, pensando que no están siendo honestos, van demasiado lejos y matan toda la alegría de la Navidad… 

Debemos saber que existen métodos más suaves entre mentir a los niños sobre Santa y, exponer todo el asunto como una broma cruel. Estos enfoques están motivados por la alegría, el amor, el respeto y la imaginación.

Entonces, ¿Cómo se puede mantener la magia de la Navidad sin traicionar su confianza? 

Es importante recordar que todos los niños son diferentes cuando se trata de la fantasía. Algunos toman las cosas más en serio que otros; algunos sienten más estas fechas como momentos de “compartir” y ver como la magia de la familia forma parte de eso. Otros sin embargo ven reforzados sus sentimientos de dolor y terminan odiando estas fechas y, también porque no, algunos permanecen aterrorizados por la idea de unos hombres mayores entren en su casa por la noche cuando él duerme.

Jugar con nuestros hijos puede ser una forma muy divertida para todos de encauzar este tema; podríamos hablar de personajes de ficción como sus dibujos animados favoritos e ir introduciendo en él a “Santa” y a sus tres amigos”… saliendo de nuestra manera de tratar de hacer que nuestros niños realmente crean que hay un hombre que vive en el Polo Norte con su esposa y elfos, y que monta en un trineo recorriendo el mundo… simplemente no es necesario. Todavía es posible conseguir realmente en todo el espíritu de la Navidad tanto como nuestros hijos desean siguiendo su ejemplo, tal vez mediante la decoración de la casa, contando historias, viendo películas o visitando a esos familiares y amigo lejanos que por circunstancias no podemos hacer durante el resto del año…

Pero no olvidemos por encima de todo, que solo se es niño una vez, y por supuesto que la Magia existe… en ellos.

Como siempre, por favor comparte sus pensamientos y experiencias a continuación; con ello, estarás ayudando muy posiblemente a otras personas como tú y yo…

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment

Estemos en contacto...

Estemos en contacto...

Déjame enviarte directamente a tu correo todas las novedades del sitio.
Me encantará estar en contacto contigo y escuchar tu opinión acerca de
los artículos que voy publicando.