Paso a paso

El cambio de nuestra persona a lo largo de nuestra vida es inevitable. Somos seres dinámicos viviendo en un mundo que nunca se detiene. Sin embargo, nos esforzamos por resistirlo… Nos aferramos ferozmente a nuestros caminos creyendo que de alguna manera nos protegerán.

Aterrorizados por lo desconocido nos aferramos a nuestro “status quo” bajo la falsa ilusión de que podría ser la manera de evitar el fracaso, la decepción y el sufrimiento. ¡Como si eso fuera posible!

Permanecer en el mismo mal matrimonio por temor a terminar solo/a…, deteniéndonos en probar algo nuevo por miedo a cometer un error…, abandonando quién queremos ser por temor a decepcionarnos a nosotros mismos o a cualquier otra persona, etc.

Y si no estamos asustados, simplemente no queremos molestarnos en lidiar con la incomodidad de lo nuevo. Preferimos lo antiguo, aunque no funcione y, simplemente porque nos hace sentir seguros y en casa.

Elegimos la comodidad sobre la pasión”

Incluso hay un dicho que dice “mejor el diablo que usted sabe que el ángel que no“. En español, decimos, “mas vale viejo conocido que nuevo por conocer“.

Así que nos conformamos, porque preferimos quedarnos con lo familiar que pasar por la molestia de explorar algo desconocido, simplemente no queremos ver…

Preferimos estar cómodamente adormecidos que incómodos vivos.”

Y en medio de esta lucha inútil para evitar lo inevitable, no nos damos cuenta de que el cambio ya está ocurriendo y, no sólo alrededor de nosotros sino dentro de nosotros mismos.

Tal vez no los grandes cambios que sacuden el suelo bajo nuestros pies. Estos requieren coraje y esfuerzo consciente; pero todavía estamos cambiando sin saberlo… envejecemos a cada minuto inevitablmente…

Y mi pregunta es, ¿estamos también creciendo?

Nos estamos haciendo mayores, pero eso no significa que nos estamos haciendo más sabios.

Entonces, ¿por qué no aceptar el cambio y aprender de él? ¿Por qué no tomar la rienda sobre nosotros mismos para elegir lo que queremos cambiar en lugar de dejar que la vida elija para nosotros?

Es incómodo al principio, lo se, como con todo lo nuevo. Incluso puede hacernos sentir aterrados, como si saltáramos al vacío. Pero no será tan doloroso como vivir una vida llena de remordimientos y “qué pasa si”.

En lugar de luchar contra el cambio, debemos abrirnos para las oportunidades interminables que vienen con él”

Nunca habríamos aprendido lo que es el amor verdadero si nos hubiera quedado en nuestro cómodo pero disfuncional matrimonio…, nunca habríamos experimentado lo que la pasión real por la vida es si si nos hubiésemos quedado pegados a es trabajo privilegiado, pero aburrido…, nunca habríamos descubierto lo que ahora sabeos de nosotros si nos hubiersemos privado de la oportunidad de explorar más allá de lo que eramos antes.

Tenemos que dejar ir nuestro miedo y la comodidad para entrar en el misterio de lo desconocido. Allá, en la incertidumbre de lo inexplorado, es donde la magia se vuelve real”

Entonces, ¿qué tenemos que perder? No necesitamos jugar toda nuestra vida, podemos comenzar con un pequeño paso en la dirección correcta. Nunca es demasiado tarde para dar oportunidad a una oportunidad.

Sócrates dijo: “El secreto del cambio es concentrar toda tu energía, no en luchar contra lo viejo, sino en construir lo nuevo”.

Concentremos nuestra energía sabiamente, no en preocuparnos de que no lo hagamos, sino en creer que lo haremos”

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment

Estemos en contacto...

Estemos en contacto...

Déjame enviarte directamente a tu correo todas las novedades del sitio.
Me encantará estar en contacto contigo y escuchar tu opinión acerca de
los artículos que voy publicando.