Tu yo crítico

Aunque no seamos conscientes de ello, cada uno de nosotros tenemos un  “yo crítico interior” que reside en nuestra mente y que está constantemente valorando nuestras acciones; un “mal necesario” que por molesto que sea, se asegura de que nos mantengamos en el buen camino. Pero que si no se maneja con la debida habilidad, puede matar nuestra autoestima engañándonos a pensar a pesar que nuestros esfuerzos diarios no son lo suficientemente buenos. Como  dijo Sócrates una vez, “La vida no examinada no vale la pena vivir“… y estoy totalmente de acuerdo, ya que sería como volar siempre con el piloto automático.

Caminar a través de la vida sin auto-reflexión es como estar rodeado por el Jardín del Edén mientras andamos con los ojos vendados… Perdemos de vista todas las deliciosas oportunidades de crecimiento, satisfacción y placer duradero.

Cuando nos falta auto-conciencia vemos al mundo y a nosotros mismos con los ojos cerrados. Paseamos por la vida sin rumbo fijo, echamos de menos las maravillosas posibilidades de aprovechar cada oportunidad que tenemos para corregir nuestro camino a medida que avanzamos y, para construir una vida en la dirección de nuestros sueños. Pero ¿cuánta auto-reflexión es demasiado? ¿En qué punto la auto-conciencia saludable se convierte en un auto-sabotaje dañino? 

Hágase las siguientes preguntas con respecto a su crítico interno:

  • ¿Está a su disposición? ¿O eres tú el que está a su merced dándole un reino libre y dejándolo tomar control total?
  • ¿Se evalúa objetivamente y sólo después de considerar todos los hechos? ¿O es parcial y estrecho de mente (se ve simplemente lo que quiere ver)?
  • ¿Le motiva a mejorar siendo positivo, esclarecedor y edificante? ¿O le desmoraliza  juzgándole tan duramente que te hace sentir como la persona más pequeña del mundo?
  • ¿Le empuja a avanzar dándole información valiosa y potenciándole para crecer? ¿O le hace desear renunciar al cambio quitándole su poder?
  • ¿Es compasivo, le perdona y le trata con bondad? ¿O es despiadado e intolerante?

Cuando se utiliza sabiamente, nuestro crítico interior puede ser una valiosa herramienta para navegar la vida, pero también puede convertirse en un intruso si se lo permitimos. Expresar una crítica y desaprobaciones destructivas constantes sólo consiguen hacernos sentir personalmente inadecuados.

Cuando su crítico interior le hable, deje que funcione para USTED, NO en contra de UDTEDSea lo que sea que esta voz interior Le diga, asegúrese de que sea:

  • Específico, no confuso La retroalimentación específica nos da una oportunidad de mejora, sin embargo la confusa sólo crea frustración.
  • Constructivo, no destructivo Su crítico interior debe darle una visión amplia que le ayude a avanzar y que no se o impida.
  • Objetivo, no subjetivo Asegúrese de que su crítico interno reconozca su esfuerzo… Es injusto centrarse solamente en las debilidades despreciando nuestros esfuerzos. 
  • Se centra en el comportamiento, no en tu valor como persona  Sus errores no le definen, así que no permita  que su crítico interior le ponga una etiqueta.
  • Basado en el amor, no en el odio El amor nutre, pero el odio destruye…. Su crítico interior debe estar allí para desencadenar la autorreflexión y la introspección que le ayudarán a crecer. No permita que le intimide hasta el punto de agotar su amor propio.

Estoy seguro de que tiene su propio diálogo interno que juega dentro de su mente, especialmente cuando decide hacer algo fuera de su zona de confortLo que necesitamos es darnos cuenta de que cada uno de nosotros finalmente tiene el poder de decidir qué usar y qué descartar.

Debemos desafiar a nuestro crítico interior y seleccionar cuidadosamente sólo lo que sabemos que es verdad y contribuiremos a nuestra auto-mejora.

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment

Estemos en contacto...

Estemos en contacto...

Déjame enviarte directamente a tu correo todas las novedades del sitio.
Me encantará estar en contacto contigo y escuchar tu opinión acerca de
los artículos que voy publicando.