Vacío

Todo el mundo sabe lo que significa “vacío”, Es una palabra simple y fácil de entender. Pero ¿qué significa “vacío” en términos de sentimientos y emociones humanas? 

Vacío es el sentimiento causado por la ausencia de sentimiento; un sentido general de que algo falta dentro de uno mismo; un sentimiento de desconexión de si mismo y de los demás; un entumecimiento a veces experimentado físicamente como un espacio vacío en su vientre, pecho, garganta u otra parte del cuerpo.

El vacío no es un término clínico entre los profesionales de la salud mental, ni es un término común entre el público en general. No es algo de lo que la gente suele hablar, sin embargo, en todos mis años de práctica de psicología, he encontrado muchas personas que han tratado de expresarlo de alguna manera y, muy pocas han tenido las palabras acertadas para describirlo. 

Yo tengo una teoría sobre por qué el sentimiento de “vacío” ha pasado tan desapercibido y mal definido. Suizas porque “vacío” no es realmente un sentimiento, sino que es una ausencia de sentimiento. Nosotros los seres humanos, no estamos llamados a notar, definir o discutir la ausencia de las cosas. Pasamos mucho tiempo hablando de sentimientos, pero la ausencia de esos sentimientos parece casi demasiado vaga e inimaginable para poderla entender.

Esta es la razón por qué tantas personas viven con esta sensación dentro y fuera de sí, a lo largo de su vida. Muchas personas ni siquiera saben que lo tienen y, mucho menos lo que es. Sólo saben que se sienten “apagados”, algo simplemente no está bien con ellos. Se sienten diferentes de otras personas de alguna manera inexplicable. Una persona me dijo: “Me siento como un espectador en la película de mi propia vida“. Otra me  dijo: “Siento que estoy en el exterior, mirando a otras personas que realmente están viviendo lo que yo anhelo“.

Pero, ¿Qué causa el vacío?

Los niños que crecen en un hogar donde los sentimientos no se reconocen, validan o responden insuficientemente mientras reciben un mensaje poderoso. Ellos aprenden que sus emociones no son válidas, no importan, o son inaceptables para los demás. Aprenden que deben ignorar, neutralizar, devaluar, o empujar lejos sus emociones. Para algunos niños, este mensaje atraviesa todos los aspectos de su vida emocional; para otros, sólo puede afectar a ciertas partes de su espectro; de cualquier manera, el niño se desconecta de sus propios sentimientos, los empuja hacia fuera (porque después de todo, son inútiles, negativos o inaceptables para los demás). Ellos sin saberlo está sacrificando la parte más profunda de la persona, sus emociones. Años más tarde, como adulto, sentirá la ausencia de esta parte vital de sí mismo, sentirá el espacio vacío que sus sentimientos están destinados a llenar y, se sentirá desconectado del resto, vacío...

He notado, a través de años de trabajar con personas que sienten ese vacío, que suelen ser personas que cuidan a los demás mejor de lo que cuidan a sí mismos… que ponen una sonrisa en sus caras y, nunca dan por hecho algo no es justo para ellos.

Hay una tremenda buena noticia para las personas que sienten ese “vacío” en sus vidas y, es que pueden sanarlo.

  • Pueden comenzar a darse la atención emocional que no recibieron cuando eran niños…
  • Pueden aceptar sus propios sentimientos como una expresión de su verdadero yo, en lugar de creer que están equivocados, o  simplemente es una debilidad, o una fuente de vergüenza secreta.
  • Pueden comenzar a prestar atención a lo que quieren y necesitan para ser felices. 
  • Pueden comenzar a usar su voz para pedirlo…, y sobretodo para conseguirlo.

Porque ahora es el momento.

 

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment

Estemos en contacto...

Estemos en contacto...

Déjame enviarte directamente a tu correo todas las novedades del sitio.
Me encantará estar en contacto contigo y escuchar tu opinión acerca de
los artículos que voy publicando.