Consejos de saldo

La gente que “te regala” consejos y caminos hacia el éxito, el autocontrol, la motivación o la confianza y otros sustantivos que se han puesto de moda, sencillamente no te dicen la verdad y, la verdad es que eres así y que no puedes ser alguien más.

A esta gente sólo le interesa venderte algo que no necesitas…

No necesitas una nueva vida, ni salir o entrar en ninguna zona de confort.

Sencillamente porque tu vida, tus circunstancias, lo que te rodea, lo que sientes y lo que no, no es lo mismo que experimentan o piensan los demás, incluyendo a quienes te dan tantos “sabios consejos”. Todos somos personas distintas y cada uno es diferente en todos los aspectos.

La mayoría de tus decepciones y de tus infelicidades son producto de la falsa creencia generalizada de que tu vida debería ser diferente a lo que vives o que debería ser igual a los falsos modelos impuestos por la sociedad.

Lo siento, pero las probabilidades son claras y las matemáticas no fallan, así que no vas a ser más feliz, ni vas a ser millonario o millonaria y tampoco encontrarás un trabajo perfecto y mucho menos a la pareja perfecta. Y si llegas a conseguir alguno de estos sueños, seguro que no será por los “consejitos”, sino por la combinación de tus propias circunstancias.

Intentar hacer lo que otra persona dice que le ha funcionado, te llevará a experimentar resentimiento y amargura cuando veas que no funciona en ti, porque es como intentar ponerte un traje que no es de tu talla.

Así que no necesitas más listas de consejos para mejorar tu vida, ni frases de superación, ni a nadie que escriba sobre auto ayuda. Si te gustan esas lecturas y te sobra tiempo, pues bien, lee y luego intenta hacer lo que aconsejan, pero no ocurrirá ningún milagro, seguirás siendo tú luego de leerlos y el año que viene también y el siguiente año también serás tú.

No eres una máquina; no puedes atraer a la motivación cuando no la tienes. Así que los consejitos no te van a cambiar ni a ti ni a tus circunstancias.

La única forma en la que de verdad puedes cambiar, es cuando te conviene o cuando te ocurre algo que cambia tu mente y, entonces, decides cambiar. Y es en ese momento cuando cambian también tus circunstancias.

Pero cambiar no siempre significa motivación y mucho menos éxito… Porque no hay atajos que lleven directo al éxito, aunque otros aseguren haberlos descubierto.

Así que deja de escuchar a quien vive en circunstancias completamente distintas a las tuyas y céntrate en lo que te está pasando ahora, busca tu propia inspiración y conócete a ti mismo, identifica tus habilidades y debilidades, eso te ayudará a forjar tu identidad y entonces sí que será posible que llegues a dónde quieres llegar.

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment

Estemos en contacto...

Estemos en contacto...

Déjame enviarte directamente a tu correo todas las novedades del sitio.
Me encantará estar en contacto contigo y escuchar tu opinión acerca de
los artículos que voy publicando.