Calendario
septiembre 2019
L M X J V S D
     
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  
Categorías

No resulta fácil

No resulta fácil

El proceso psicológico por el que pasamos todas las personas cuando alguien querido vidas fallece es lo que se conoce como duelo; este proceso sin duda alguna, es uno de los más intensos que se puede sufrir y para el cual no se nos prepara en ninguna de las etapas de nuestra vida. Quizás por ello, muchos de nosotros no sepamos como actuar o como procesarlo y, mucho menos si cabe, que debemos decir a quien lo esta pasando.

¿Cómo podemos ayudar a esa persona que lo está pasando?

Lo más importante en este caso es que “dejes llorar” sin interrumpir ese llanto; ya que llorar es una forma de desahogo natural que tenemos los humanos… además debes permanece a su lado y acompañala en su silencio.

En estos casos la comunicación pasiva es primordial, ya que nos permite comprender y sobre todo a escuchar tantas veces como sea necesario los recuerdos del ser querido de la persona que se ve inmersa en ese duelo.

Nuestra ayuda debe de ser concreta y presencial, pero siempre respetando su intimidad, aunque siempre cabe la posibilidad de mostrarle sencillas alternativas con el fin de despejar su mente.

  • Nunca debemos decirle a la persona lo que debe o no hacer, esto además de ser contraproducente puede crearle la sensación de incapacidad de afrontamiento de cara a su vida.
  • Debes ir a su paso con mucha paciencia, ya que necesitará de su tiempo y, ese solo lo puede establecer ella.
  • Cada dolor es único y nadie puede decirnos cómo nos sentimos: Evita decir a la persona afectada que sabes cómo se siente, ya que cada uno experimenta el dolor a su manera y con su intensidad.
  • Cuidado con las frases hechas, en estos momentos, lo que menos le importa a la persona es el “tiempo” ya que para ella este se ha detenido; por ello frases como que “el tiempo cura las heridas” no hacen más que enturbiar el proceso de la persona que lo vive en primera persona.

Sé que no es tarea fácil, y sé que en ocasiones actuamos más con el corazón que con la cabeza, pero debemos conocer que hay ciertas cosas que NO ayudan a la persona que estás viviendo el duelo y, tan solo basta con proponer tomar un café o simplemente dar un paseo, en vez de decirle que “si necesitas algo, llámame”, algo que ni funciona, ni ayuda.

Para poder ayudar a las personas en el proceso del duelo, tenemos que conocer cuales son los principales síntomas que pueden experimentar. Si estamos preparados podremos ofrecer un mejor apoyo y hacer que se sientan como mínimo, más entendidas.

– Los síntomas más habituales se pueden dividir en cuatro grandes bloques:

  • Emociones: tristeza, culpa, enfado, ansiedad, insensibilidad, cansancio, auto-reproches, pena, bloqueo, alivio, impotencia, soledad…
  • Pensamientos: extrañeza, preocupación, incredulidad, desinterés por todo, recuerdos persistentes…
  • Conductas: llorar, soñar con el ser querido, evitar recordarlo, dormir en exceso o no poder hacerlo (insomnio), hablarle, verle…
  • Síntomas físicos: falta de energía, presión en el pecho, falta de aire, falta de concentración, falta de apetito, sequedad de boca, dolor de estómago, debilidad motora…

¿Cuándo debemos pedir ayuda profesional a un psicólogo?

Desgraciadamente no siempre vamos a poder llevar solos este proceso o, simplemente no vamos a ser las personas indicadas para ayudar a otra, por eso no debemos dudar en pedir ayuda cuando:

  • Nuestros sentimientos de culpabilidad sean tales, que no nos dejan vivir, o cuando estos sean tan prolongados en el tiempo, que cada vez nos sintamos más solos.
  • Si ya no somos la persona de antes y, nuestros enfados cada vez son más constantes junto con sentimientos de ira por todo.
  • Si intentamos evadirnos de la realidad bajo los efectos del alcohol o de alguna sustancia tóxica como medio de afrontamiento.
  • Si cada vez nos sentimos más inseguros y desconfiados con el mundo que nos rodea, que tendemos a evitar la gente con la que antes compartíamos momentos…
  • Si ya no queremos seguir viviendo y nuestra desesperanza es tan extrema que tenemos pensamientos sobre el suicidio

Pero sobre todo si estás pasando por este proceso y te sientes solo o sola, no dudes en contactar conmigo y ayudame a ayudarte.

Recuerda que esta persona que hoy te pide ayuda, necesita tiempo para adaptarse a esta nueva situación y, quizás hablarle de nuestras propias perdidas y como las fuimos procesando le ayuden; pero hazlo con mucho tacto y siempre a su paso.

Síguenos y dale me gusta:
error
Tags:
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

error

¿Te gusta este blog? Síguenos y dale me gusta: