Por favor sígueme y dale a Me Gusta
Calendario
noviembre 2022
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  
Categorías

© 2015-2020, Tony Crespo. Todos los derechos reservados.logo-tonyCrespo

Descubriendo el TDAH

– En lugar de comer, su hijo corre alrededor de la mesa…, momentos antes, el niño deja de jugar abruptamente con su juguete favorito a fin de observar cómo los pájaros se reúnen alrededor del comedero del patio trasero-. Si bien estos comportamientos pueden parecer normales para un niño activo y curioso, ¿podría sugerir que tiene el trastorno del desarrollo neurológico?

El trastorno por déficit de atención con hiperactividad o TDAH es uno de los trastornos mentales más comunes entre los niños. Aproximadamente el 5 por ciento de los niños tiene este trastorno, que a menudo conduce a trastornos en el hogar, la escuela y en entornos sociales.

“El diagnóstico puede depender de los comportamientos exhibidos, dónde ocurren y durante cuánto tiempo”

«La característica esencial del TDAH es un patrón persistente de falta de atención o hiperactividad-impulsividad, o ambos, que interfiere con el funcionamiento o el desarrollo»

La falta de atención es una de las tres conductas posibles asociadas con el TDAH , tal como se define en el estándar de clasificación y diagnóstico de la APA, el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, Quinta Edición o DSM-5.

La hiperactividad-impulsividad implica otro conjunto de conductas que un niño con TDAH puede mostrar.

La hiperactividad incluye una actividad motora excesiva en la que un niño puede correr sin control, hablar en exceso o inquietarse, o participar en todo esto.

Otro perfil de este comportamiento suele ser la impulsividad, esta implica actuar a toda prisa, generalmente sin considerar primero las consecuencias potencialmente dañinas. Un ejemplo: correr a la calle sin percatarse de otros transeúntes. Otros aspectos del comportamiento, incluyen buscar recompensas inmediatas, incapacidad para retrasar la gratificación y frecuentemente interrumpir a los demás.

El tercer conjunto de comportamientos se conoce como «combinación» y se produce cuando se muestran los elementos tanto de los comportamientos desatento como hiperactivo-impulsivo.

Estos desgloses conductuales significan que el niño muestra un conjunto predominante de signos de TDAH:

  • Falta de atención
  • Hiperactividad-impulsividad
  • Combinación.

 

Tras el diagnóstico de TDAH, es probable que le digan qué tipo específico, o conjunto común de comportamientos de TDAH, que él o ella exhibe principalmente.

Por ejemplo, si un niño está actuando en la escuela pero no en su casa, esto podría indicar una capacidad para controlar su comportamiento. Si este es el caso, puede no ser un signo de TDAH después de todo.

La consistencia del comportamiento en una gran cantidad de configuraciones es una indicación reveladora de que un niño puede tener este trastorno. También es la razón por la cual obtener un diagnóstico cuando un niño es menor de 5 años (la edad tradicional de ingresar a la escuela o un entorno estructurado de aprendizaje) puede ser un desafío. Sin exposición a diversos entornos para servir como base de comparación, es difícil evaluar con precisión si un niño tiene TDAH. «Debido a esto, los niños generalmente son diagnosticados alrededor de la edad de 5 o 6 años, después de estar involucrados en este tipo de entornos durante un par de años».

Otra razón por la que es importante observar al niño en una variedad de entornos es tomar nota de su interacción con los demás. En particular, buscas comportamientos que sean inconsistentes con los niños de su edad. «Es importante tomar nota de cómo su hijo está interactuando con otros niños, muchas veces los niños diagnosticados con TDAH pueden ser intrusos durante las actividades y las conversaciones, no respetan el espacio de otros niños y parece que no pueden relajarse cuando el tiempo de juego termina mientras los demás descansan».

Obtener un diagnóstico confiable

Si bien las observaciones de otras personas sobre un hijo pueden ser congruentes con las suyas, es fundamental no dejar que sus palabras sirvan como un diagnóstico final e informal. De hecho, la APA señala que, si bien los maestros y el personal de la escuela pueden desempeñar un papel en el proceso de evaluación del TDAH, no pueden diagnosticar el trastorno.

Cuando se trata de obtener un diagnóstico formal no existe una sola prueba. Los síntomas, deben ser experimentados regularmente durante un período de seis meses. Además, los exámenes médicos, que incluyen exámenes de visión y audición, también forman parte de esta evaluación, al igual que la participación de pediatras , psiquiatras, psicólogos y psicoterapeutas.

También es importante darle a su hijo una segunda opinión, o incluso una tercera, «Muchas veces debido a su edad, los niños pueden ser mal diagnosticados. Obtener otras opiniones puede disminuir esta probabilidad».

Síguenos y dale me gusta:
Tags:
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

error

¿Te gusta este blog? Síguenos y dale me gusta: