Mujeres hombres y viceversa

Tod@s los que hemos tenido pareja o la tenemos, conocemos a la perfección las etapas por la que toda relación pasa a lo largo de su “corta o larga” vida, ahora bien,  siempre puede existir el riesgo de las temidas “crisis de pareja”…

La infidelidad, es sin duda una de las más complicadas “crisis de pareja” para aceptar y comprender por ninguno de los dos miembros, aunque estimaciones recientes muestran que cerca del 50% de las parejas ha sufrido esta crisis, consciente o inconscientemente.

Si bien la persona en este caso engañada es quien aparentemente se lleva la peor parte, no siempre es así, ya que la mayoría de los “infieles” tienen sentimientos de culpa, ambivalencia y otros sentimientos más, dependiendo del tipo de infidelidad.

También debéis saber que existen diferentes tipos de infidelidad, ya que todas no están determinadas por los mismos motivos, no por ello justificables a la vez.

Básicamente, la infidelidad se pueden clasificar en dos tipos comunes: La infidelidad Estructural o la infidelidad Aislada.

¿Qué es la infidelidad estructural y frecuente?

Pues básicamente aquella que se realizan por causas internas del individuo…, te explico:

Existen 3 tipos básicos de personalidad para quienes la infidelidad es un acto inevitable:

  • La personalidad machista (no siempre perpetuada por el sexo masculino, aunque en un porcentaje muy elevado sí).

Esta persona necesita ser infiel para asegurar su posición de superioridad y, en cada triunfo amoroso secreto, afianzar todo su mundo afectivo inmaduro e inseguro. Necesita demostrar y demostrarse que él o ella, hace lo que quiere, con quien quiere y cuando quiere.

  • La personalidad del “Don Juan, o Juanita… (aventurer@):

En este tipo de personas, la imagen materna o paterna siempre está idealizada en su interior, aunque nunca encuentra en sus amantes las cualidades idealizadas de la mujer o el hombre perfecto y terminan por abandonarlos.

Generalmente su disfrute está más relacionado con coleccionar, ya que son seductores por naturaleza, pero raramente gozan de sus aventuras.

La infidelidad no es un fin para ellos, sino un medio para el poder que le permite demostrar su valía. En ocasiones este tipo de personas tiene tendencias homosexuales reprimidas (las cuales desconoce o niega) y, utiliza a sus conquistas para reafirmarse.

  • La personalidad histérica (generalmente femenina):

Estas personas buscan seducir permanentemente y ser el centro de atracción y atención del mundo. Por lo general, es una infidelidad más mental que física, ya que producir deseos en el otro y sentirse objeto de deseo les genera un gran placer.

La infidelidad aislada u ocasional (Relacionada con el sistema de la pareja.

Entre las causas más comunes, podemos nombrar las siguientes:

  • El desgaste de la pareja, o la odiada monotonía.

Cuando en la pareja desaparece el romanticismo, se deteriora la comunicación y solo existen monólogos y reproches, es de esperar que la sensualidad no aparezca por ningún sitio y comience una etapa mecánica, fría y rutinaria.

La infidelidad aparece como un intento “mágico” de recuperar lo perdido, aquello que un día existió.

El infiel busca un clima de cariño, de aventura y de romanticismo. En definitiva, busca lo que le falta y, con su amante tratará de vivir todo lo que no hace con su pareja.

Muchas de las personas que en consulta me han manifestado su infidelidad, la ven como un medio de escapar de la rigidez, de la pérdida de la espontaneidad, de la frialdad sexual, del excesivo orden y de la indiferencia de sus parejas… necesitan en general sentirse guap@s otra vez para alguien…

  • La tentación vive en el quinto.

Muchas veces y como decía mi sabia abuela “El roce hace el cariño”…

Generalmente se da entre amigos produciéndose de forma lenta y sin planificarlo… de repente comienza a generarse algo más que una amistad, pasando a ser un deseo de estar más tiempo con esta otra persona, de contarle las cosas que le pasan incluso con su pareja, con su vida, con sus sentimientos y, cuando menos se lo espera…

Este tipo de infidelidad no suele girar tanto en torno a lo sexual como las anteriores, ya que la atracción fundamental está basada en que sea diferente a su pareja, que le escuche…

  • La venganza se sirve fría.

Esta es una de las causas más inconscientes, ya que nada mejor que hacer sufrir a su pareja, que la infidelidad y especialmente cuando cree que se le priva de algo.

Otras veces puede ser un grito indirecto de ayuda, de atención o simplemente por venganza a una la infidelidad del pasado.

Como vemos, aquí el binomio engaño-contra engaño es algo bastante común en las parejas, sobre todo en las más jóvenes y, además es frecuente que el infiel deje “pistas” para ser descubierto, así su venganza logra su cometido.

A veces la infidelidad se usa como venganza frente a la permanente descalificación del otro, por actos del pasado, por humillaciones u otras circunstancias.

Otras veces, la infidelidad representa una venganza encubierta contra “su padre”, ya que el comportamiento de su pareja le recuerda al padre dominador, generando un intento inconsciente de escapar de esas garras.

Esta categorización de la infidelidad muchas veces sirve y ayuda para hacer más consciente el momento de tomar la decisión de perdonar o no al infiel, descubrir y tener en cuenta todos los factores que llevaron a la infidelidad hacen que se valore si el culpable es solamente el infiel, pero en estos casos de “la infidelidad aislada u ocasional” son ambos integrantes los responsables.

Para evitar las frecuentes rupturas y divorcios que ocasiona la infidelidad o un perdón superficial, lo más aconsejable es que la persona engañada tome conciencia de que también ella debe revisar las causas que llevaron a la infidelidad.

Y si la decisión es seguir adelante, ambos deben tener en cuenta que curar la herida lleva tiempo, semanas, años, o incluso quizás nunca llegue a cicatrizar por completo…

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment

Estemos en contacto...

Estemos en contacto...

Déjame enviarte directamente a tu correo todas las novedades del sitio.
Me encantará estar en contacto contigo y escuchar tu opinión acerca de
los artículos que voy publicando.