Psicópatas Vs Sociópatas

Desde mis primeros días como Psicólogo Forense Criminal, me he encontrado con discusiones acerca de la diferencia entre los Psicópatas y los Sociópatas “aprendidos”.

Recuerdo cuando estudiaba Psicología Jurídica las palabras de un psiquiatra diciendo que un capo de la mafia (en referencia a El Padrino) era diferente de otros criminales, dado que su “patología” consistía en tener valores morales que difieren de los de la sociedad. Él se reservó el término “psicópata” para una clase diferente de penal “asesinos con sed de sangre”.

El término de diagnóstico estándar para las personas con una orientación penal, es el Trastorno Antisocial de la Personalidad. En el DSM-II (página 43) describe a estos individuos como personalidades antisociales, que eran egoístas, impulsivos, irresponsables, y en conflicto con la sociedad, incapaces de sentir culpa y, que generalmente culpaban a otros para excluir sus propias transgresiones. El comportamiento criminal solo no era suficiente para el diagnóstico, ni era “inadaptación social.”

Otros criterios más específicos se establecieron en la próxima edición, DSM-III… y ya en la cuarta edición (DSM-IV, 1994) se observó que el patrón antisocial “también se referió como la psicopatía, Sociopatía o Personalidad Disocial.” Ese lenguaje fue preservado en el DSM 5.0.

En la práctica, la Personalidad Antisocial es un diagnóstico relativamente inútil. En él se describen muchos delincuentes comunes, pero no transmite un sentido del mal y la depravación de manifiesto por otros. Además, el diagnóstico no se aplica hasta que alguien se captura, cuando se convierte en un problema o una fuente de angustia para los demás…

Para que sea útil, el diagnóstico debe servir para resumir y comunicar algo específico. El diagnóstico antisocial se suele utilizar simplemente para indicar que la persona tiene antecedentes penales. El término no nos dice mucho acerca de sus actitudes, valores y creencias, y casi nada acerca de sus motivaciones o dinámica psicológica.

La “prueba” que se utiliza con mayor frecuencia para el Trastorno Antisocial de la personalidad es la Lista de verificación de psicopatía (PCL-Revised). No es en realidad una prueba, sino un protocolo de evaluación que implica clasificaciones clínicas y una revisión de la historia del individuo. Lo que el PCL-R proporciona, sin embargo, es una descripción del estilo emocional e interpersonal de un psicópata, y los rasgos de personalidad que contribuyen a un comportamiento desviado.

Los teóricos que tratan de distinguir la psicopatía de la sociopatía, y a menudo se centran en si había violencia involucrada en el comportamiento del agresor, o si era sólo una cuestión de robo y de engaño.

Para dar cuenta de la diferencia entre los asesinos y estafadores, algunos teóricos dicen que los resultados de sociópatas violentos y agresivos son de carácter genético; por el contrario, dicen que los astutos y los manipuladores, aprendieron a ser de esa manera.

En la ciencia y la literatura, cuando se trata de psicópatas, no hay distinción esencial que se encuentra entre la influencia de la herencia en comparación con el medio ambiente, o entre naturaleza y educación. La comprensión de consenso es que la biología y la experiencia son ambos implicados en la formación del desarrollo psicosocial. La teoría de la semilla de la criminalidad no ha sido nunca una explicación específica o lo suficientemente general.

En el contexto de la Psicología Forense, la aplicación de la teoría y los datos a las cuestiones legales, no sirven en absoluto en el etiquetado de algunos individuos como psicópatas y, sociópatas otros. Lo que importa es la comprensión de la corrupción psicológica y la conducta desviada del carácter individual.

Independientemente de las características individuales, sigue existiendo un factor unificado que subyace en la mente psicópata: la dinámica del Narcisismo Patológico y el Self Grandioso.

El perfil es el de alguien que cree fervientemente en su propia bondad, la maravilla y la rectitud, por lo tanto, sintiéndose justo y con máximo derecho, justificado e inocente, sin importarle sus actos crueles. Creen que las personas obtienen lo que merecen, y tiende a verse a sí mismos como merecedores de la verdad única y, a los otros como indignos de todo derecho, ya que sus derechos no son de ningún interés. Están armados con justicia propia y son inmunes a cualquier crítica.

Como siempre, por favor comparte sus pensamientos y experiencias a continuación; con ello, estarás ayudando muy posiblemente a otras personas como tú y yo…

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment

Estemos en contacto...

Estemos en contacto...

Déjame enviarte directamente a tu correo todas las novedades del sitio.
Me encantará estar en contacto contigo y escuchar tu opinión acerca de
los artículos que voy publicando.